Mantener la protección de datos por delante de la transformación digital continua

Como profesional del área de TI, ¿dedica mucho tiempo a mantener los flujos de datos y los servidores en funcionamiento, por lo que resulta difícil mantenerse al tanto de la transformación digital que se produce a su alrededor?

Por ejemplo, las empresas de energía invierten en medidores inteligentes que ofrecen análisis en tiempo real y dan control a los clientes desde una aplicación en un dispositivo móvil. Las empresas de camiones usan almacenes de datos impulsados por software para optimizar su cadena de suministro y sus redes de distribución. Sus aplicaciones automatizan el procesamiento de pedidos y controlan el inventario, mientras que las cámaras ubicadas en los vehículos graban el metraje continuamente. Estas son solo algunas maneras en que las empresas de todos los sectores están evolucionando gracias a la tecnología digital.

Es un panorama diferente lleno de posibilidades prometedoras y poderosas. Y también algunas consecuencias alarmantes para el área de TI.

La transformación digital aporta nuevas realidades

La evolución digital presenta varios desafíos nuevos e impresionantes para el área de TI, que incluyen los siguientes:

La disponibilidad de datos es imprescindible: Debido a que alrededor del 80 % de las aplicaciones de la empresa ahora se consideran críticas, la dependencia del tiempo de actividad de la aplicación y la disponibilidad de datos solo aumentará.

El volumen de datos es descabellado: El volumen y la velocidad de los datos aumentaron enormemente. Según Cisco, para el año 2020 habrá 26.300 millones de dispositivos conectados en red a nivel mundial. Estos moverán 2,3 ZB de tráfico de IP global por año, con un promedio de 25 GB por mes, per cápita. Radicati estima que el uso del correo electrónico por parte de las empresas ascenderá a 128.000 millones de mensajes por día; lo que aumentará alrededor del 3 % por año.

El delito cibernético es implacable: Alrededor del 75 % de las empresas admitió ser víctima de un ataque cibernético exitoso en 2015. Y preocupan especialmente los ataques de ransomware. En una encuesta encargada por IBM se reveló que hasta un 70 % de las empresas informó haber pagado el rescate para recuperar el acceso a sus datos; por lo que los hackers obtuvieron USD 1000 millones en 2016.

Estos cambios, y otros, obligaron a las empresas de cada sector a moverse más rápido y hacer las cosas de manera diferente.  El área de TI, ¿es capaz de mantenerse por delante de estos cambios?

Protección de datos al rescate

El respaldo y la recuperación son las bolsas de aire del área de TI: sosos, pero necesarios.

Las bolsas de aire salvan vidas. La recuperación de datos salva a las empresas. Aun cuando los ojos de las empresas están sobre la transformación digital, los ojos del área de TI están puestos en la recuperación ante desastres y la protección de datos.

Sin embargo, para que el respaldo y recuperación de datos cumplan su rol correcto en esta evolución, deben soportar estas cuatro mejores prácticas:

  • Automatizar los procesos para aumentar la eficacia
  • Modernizar la infraestructura para llegar a la nube más rápido
  • Posibilitar una empresa impulsada por datos mediante análisis en tiempo real
  • Optimizar la experiencia de aplicación para brindar un mejor servicio a los usuarios

En la documentación técnica "Transformación digital — Mejores prácticas para la recuperación y la protección de datos" se analiza cómo el área de TI puede lograr estos objetivos y alinear su estrategia de protección de datos con las necesidades de su empresa rápidamente cambiante. Incluso puede aprender varias estrategias para mejorar la recuperación de datos que nunca consideró.

Lea la documentación técnica.

Anonymous