Reducir los costos mientras se sobrecarga el rendimiento es posible

Como profesionales del área de TI, a menudo nos vemos obligados a elegir qué es lo que más importa: reducir los costos, disminuir los riesgos o mejorar el servicio. La implementación de cualquiera de estas tres opciones es sencilla si las otras dos no son problemas.

Por ejemplo, si la mejora del servicio es lo que menos le preocupa, claro puede reducir los costos al no gastar dinero y cambiar las cosas. O puede mejorar el servicio invirtiendo dinero en sus sistemas, pero los costos aumentarán rápidamente.

Pero ¿quién tiene esas opciones? Puede sorprenderlo saber que usted las tendría si contara con una solucion que:

  • Mejore el rendimiento del entorno virtual.
  • Ahorre los costos de CAPEX y OPEX.
  • Maximice el rendimiento y la disponibilidad de las aplicaciones.
  • Ofrezca visibilidad y control integrales.

Una solución de este tipo puede ayudarlo a reducir los costos, disminuir los riesgos y mejorar el servicio y el rendimiento. En este blog, el primero de una serie de tres, analizaremos cómo las soluciones como esta pueden lograr uno de estos tres beneficios: Reducir los costos.

 

Identificar y reclamar los recursos desperdiciados

 En un webcast reciente, el 72 % de los asistentes indicó que soportan un entorno virtual. No solo vemos que el volumen de las cargas de trabajo virtuales aumenta, sino que también vemos que la complejidad se incrementa. De hecho, calculamos que el 80 % de las empresas usa hipervisores múltiples, ya sea de manera local, en la nube o en un entorno híbrido que combina ambos.

Y, a pesar de que todo se vuelve más grande y más problemático, aún esperamos usar la virtualización como una manera de reducir los costos de OPEX y CAPEX. Y esto se está volviendo mucho más difícil con las tasas de aumento y complejidad que estamos viendo.

 El pronóstico de las capacidades le permite identificar y recuperar los recursos desperdiciados. Esto no solo lo ayuda a maximizar el ROI sobre estos recursos, sino que también lo ayuda a evitar tener que invertir el presupuesto en tecnología que no necesita. Además, podrá tomar decisiones de compra más calculadas en el futuro.

Por ejemplo, tal vez haya una máquina virtual con más memoria o CPU de lo que necesita. Si tiene una solución que detecta esto automáticamente y realiza una reubicación, no tendrá que comprar más engranajes que probablemente no necesite.

 

Pronostique los requisitos futuros de manera más precisa

Cuando tiene datos reales detrás de lo que va a necesitar, puede pronosticar los requisitos futuros de manera más precisa al ver qué tiene, cómo funciona y las tendencias de las cosas. Por ejemplo, si es posible reasignar algunos ciclos de la CPU que ya tuvo en cuenta en sus costos de recursos, digamos que puede ahorrar USD 230. Si observa el almacenamiento, posiblemente ahorre hasta USD 21.000 con solo ser más sensato y más eficiente en la manera en que usa el almacenamiento.

Finalmente, estas capacidades lo ayudan a ahorrar en software y hardware porque optimiza todo lo que tiene y toma mejores decisiones respecto de qué necesita de ahora en más, lo cual, en última instancia, ayuda a reducir los costos de OPEX y CAPEX.

Más información sobre estas capacidades en nuestro webcast a pedido.

Anonymous