Cambios sin reducciones

Hay una constante universal de una base de datos: sin importar lo que pase, la base de datos cambiará con el paso del tiempo. 

Los acuerdos de nivel de servicio (SLA) y las expectativas del usuario, por otro lado, siguen siendo los mismos: el rendimiento de la aplicación no se reducirá de forma significativa. Lamentablemente, la mayoría de las herramientas son insuficientes para permitir que los administradores de bases de datos (DBA) administren los cambios y mantengan el rendimiento de la base de datos. Quest tiene una herramienta que puede ayudar: Benchmark Factory® for Databases, que permite que los DBA capturen y reproduzcan cargas de trabajo de bases de datos en vivo, antes y después de los cambios a la base de datos, y que determinen científicamente si el cambio es positivo o negativo. 

En este documento se explica cómo los DBA pueden usar Quest® Benchmark Factory para garantizar que los cambios en las bases de datos no reduzcan la experiencia del usuario.

Descargue su documentación técnica gratuita